Make your own free website on Tripod.com

Contracción económica será del tres por ciento en 1999

Tegucigalpa ACAN-EFE

La contracción económica que sufrirá Honduras este año por el impacto del huracán "Mitch" llegará al tres por ciento y ha causado una caída del 40 por ciento en el comercio, dijeron ayer, domingo, fuentes oficiales y empresariales.

Por su parte, la Iglesia Católica demandó una mayor participación ciudadana para fortalecer la democracia y acabar con la inequidad del sistema económico y social, que mantiene en la pobreza a millones de hondureños.

"La economía está golpeada, este año no va a crecer; vamos a decrecer el tres por ciento y es una realidad producto del 'Mitch'", señaló la presidenta del Banco Central de Honduras (BCH, emisor), Victoria Asfura de Díaz.

"Estamos haciendo esfuerzos para que (la situación económica) cambie el próximo año", dijo la funcionaria a la prensa.

Sin embargo, destacó que la inflación se mantendrá entre 12 y 13 por ciento, "aunque todo mundo pronosticaba el 20 por ciento para finales de año".

La inflación llegó al 8,8 por ciento hasta octubre pasado y fue del 15,7 por ciento en 1998.

El Gobierno hondureño se comprometió en marzo pasado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) a mantener un inflación del 13 al 14 por ciento en 1999 y del ocho por ciento en el 2001.

La funcionaria remarcó que los recursos de la ayuda internacional para la reconstrucción y medidas propias del Gobierno han atenuado la inflación.

El presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), Antonio Tavel Otero, dijo que la recesión económica persistirá hasta mediados del próximo año y ha afectado fuertemente al comercio.

"La dura situación económica ha llevado a una caída del 30 o 40 por ciento de las ventas, pero confiamos en que el país se recuperará en corto tiempo", enfatizó Tavel Otero.

El dirigente anunció a la prensa que la CCIT emprenderá una campaña centroamericana para atraver las inversiones hacia Honduras, a un coste de 10 millones de lempiras (unos 700.000 dólares).

El huracán "Mitch" destrozó hace un año la infraestructurta y gran parte de los principales sectores productivos de Honduras, cuya economía depende de las exportaciones de café y banano.

Aunque el café no sufrió graves daños por el huracán, el bajo precio internacional provocó una caída de 146 millones de dólares en las exportaciones.

La exportación de banano, cuyos cultivos fueron arrasados por las inundaciones, se reanudó el pasado 1 de noviembre, pero se trata de fruta comprada a productores independientes por la Tela Railroad Company, subsidiaria de la Chiquita Brands de Estados Unidos.

La Tela y la Standard Fruit, la otra bananera estadounidense que opera en Honduras, prevén empezar a producir y exportar su propia fruta a inicios del próximo año.

La Iglesia Católica dijo, en su semanario "Fides", que la situación socioeconómica de los hondureños fue "severamente empeorada" por el desastre natural, pero señaló que la pobreza también es producto de "la falta de equidad del sistema económico".

Las "inhumanas y continuas exclusiones" en que viven millones de hondureños van desde la falta de alimentación adecuada "hasta el extremo dramático de no contar con el espacio mínimo para sepultar a un ser querido", indicó "Fides".

El huracán "Mitch" causó el peor desastre natural del siglo en Centroamérica y dejó en Honduras unas 14.000 víctimas, entre muertos y desaparecidos, y pérdidas por unos 5.000 millones de dólares.